Todo comenzó en el mes de Marzo de 2012 cuando Dan Bouchery pasaba una temporada de vacaciones en Grasse una ciudad cercana a Marsella. Cookie su mascota desapareció cuando se encontraba en el patio del hotel.

Su dueña hizo todo a su alcance para encontrarlo, pegó carteles por las calles e incluso publicó un anuncio en un periódico de la localidad, sin embargo no obtuvo buenos resultados, Cookie nunca apareció y su ama pensó que lo habían robado, ella tuvo que regresar a su hogar en el departamento Normando de Calvados.

Dan Bouchery pensó que jamás volvería a ver a su gato, cuando casi 1 año y medio después recibió una inesperada llamada, era un veterinario que aseguraba tener a Cookie en su consulta, se encontraba en la ciudad de Orbec a tan solo 35 Km de distancia.

Una vecina de la zona lo encontró, estaba sucio y muy delgado pero gracias al microchip pudieron identificarlo. Nadie supo explicar cómo el felino recorrió más de 1.100 kilómetros del Sur al Norte de Francia hasta llegar a casa.

Sin embargo la historia no termina aquí, la mujer que había encontrado a Cookie no quería devolverlo a su dueña quien tuvo que recurrir a las autoridades para que la ayudaran a recuperar su mascota. Finalmente Cookie volvió a su hogar poniendo fin a este largo viaje y ahora su dueña piensa en publicarlo como un cuento infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *